El plan piloto comenzó el 9 de septiembre de 2019 y tendrá una duración de 2 años. Facilitará la reunificación familiar y asegurará que los dependientes que no fueron declarados en la solicitud de inmigración de su familiar no sean penalizados, ni se les prohíba...