Como le pasó a Juan y María, dos latinoamericanos, hay duras y crueles consecuencias por una mala información o asesoría sobre los procesos de Migración en Canadá, tanto que algunos casos los extranjeros pueden terminar en prisión, o en el mejor de los casos siendo deportado a su país, luego de perder miles de dólares en un proceso ante Migración Canadá que nunca llegó a feliz término, porque el abogado, el paralegal o el asesor, solo quería su dinero.

 inmigracion-CanadaTORONTO – Frente a mi papel en blanco pienso que me gustarían publicar que sean te interés para ustedes y decidí hablarles de las malas prácticas de algunos “seudo especialistas de leyes migratorias”, que me sorprenden cada día, porque hasta copian los títulos de otros o los testimonies de otros casos que representan, sin importar las consecuencias. Hace unos días en una reunión editorial, nuestro editor en jefe me mostró como los testimonios y experiencias de otros ilustran de una forma más clara, veraz e impactante, lo que puede pasar en Migración. Siguiendo esos lineamientos compartiré de forma anónima algunos este caso y otros para que sirvan de espejos y los inmigrantes sepan cómo actuar frente a su proceso y no de dejen engañar.

Hoy quiero contarles la historia de una familia latinoamericana quienes provienen de un país que no necesita visa para entrar a Canadá. Es la historia es de Ana y Juan, nombres supuestos, una pareja con dos hijos. El un hombre profesional trabajador muy joven de unos 34 años quien tenía un cargo estable en su país como técnico de laboratorio y ella, su esposa, de 26 años, quien no tenía un trabajo formal, pero sí estaba de tiempo trabajando por su familia, su esposo y sus dos hijos.

Con su trabajo Juan ahorró un dinero porque quería emigrar de su país con su familia. Estudio sus destinos potenciales y se encontró con Canadá, leyó sobre el nivel de vida, la seguridad la reputación mundial en relación a la educación y lo que lo mato de acurdo a sus palabras fue encontrar una sociedad multicultural con mucha tolerancia a la inmigración. Luego comenzó con sus propias investigaciones y leyó e interpreto a su manera la información asistida por artículos desinformadores, y una nota en un sitio web sobre migración Canadá que dice que el Express entry “ es un proceso súper fácil y rápido que usted lo puede hacer directamente sin asistencia legal”.

Creyendo en lo que le dicen, esta familia vende todas sus pertenencias, y viajan a Toronto donde un familiar que los recibe. En su ruta a Canadá tenían que pasar por la entrevista con el oficial fronterizo quien les pregunta que vienen a hacer en Canadá y a quienes vienen a visitar sin terminar la pregunta le pide su teléfono celular el cual estaba abierto en un chat que tenía con una persona explicándole que se había venido a vivir a Canadá a aplicar desde Toronto y que mientras salieran sus papeles estarían estudiando Ingles… Dios esta familia paso por la interrogación propia cuando un oficial descubre que quieres venirte a vivir a Canadá sin estatus permanente… Fueron interrogados e intimidados después de muchas horas de preguntas y Ana y Juan concluyen que por compasión con los chiquitos que estaban muy fastidiados y con hambre los dejaron salir con permiso de estancia solo por un mes… ¡Que tragedia para esta familia! Quien les ofreció alojamientos los llevó a un “experto en leyes de inmigración” quien muy campante le ofreció extender la estadía como visitantes, luego pasaron por consejos de muchos y esperanzados en este supuesto experto que les ayudaría se les pasaron los 28 días faltando 2 días para vencer su status deciden consultarme…Cuando me entero de toda esta situación me dio un dolor profundo en el pecho de pensar en esta familia joven, que estaba a la deriva en Canadá agarrados de nada… No había un plan de inmigración, no había estatus y estaban en manos de una persona que solo le interesaba los honorarios para una extensión de visitante que tenía un alto potencial de negación debido a las notas que el oficial fronterizo habría subido al Sistema. Dios como le digo a un padre delante de su familia que todo era un error.

Lo primero era explicarles cómo obtener un estatus más prolongado en el país era lo correcto y que pensar en extender la estadía era comprar aire en territorio canadiense por poco tiempo. Asumiendo el espíritu de mi practica y unas explicado como realmente funcionaba el exprés entry como Sistema, al cual debo decir Juan no podría aplicar hasta mejorar su conocimiento de Ingles o francés, paso a seguir decirles que mi recomendación era regresar y tratar intentando una visa de estudios para Juan quien podía perfeccionar el Inglés en un tiempo promedio de 8 meses para lograr probablemente a un post grado y así construir su avenida hacia el exprés entry para llegar a un Canadian Experiencia Clases.

Hoy sé que de pronto ese “especialista” pudiera leer esta columna recordarle que es un honor para aquel que se acredita como conocedor de leyes ejercerlo con respeto por el prójimo y respetándose a sí mismo como profesional. ¡Una familia joven sin esperanzas, con un futuro incierto en el país entréguele el consejo legal correcto y adecuado!!! Ser Abogado es una vocación, un don y si no es abogado, sino que tiene credenciales para practicar en el área de inmigración por favor pensemos en la vida de estas personas que vienen con maletas llenas de esperanzas… Dios es mi recompensa y con cara de circunstancia me enfrenté a Juan y mi consejo era regresar a su país y hacer un plan adecuado.

¡Soy Angelica Gonzalez-Blanco, hasta la próxima columna ojalá con una historia más gratificante o con una noticia positiva!! desde mi escritorio hoy me despido, no dude en Contáctarnos 647 4947801 – o gratuitamente desde cualquier parte de Canadá o USA  al 18887967801,www.angelicagonzalezblanco.com  o síganos en Facebook, Instagram Twitter: @Gonzalezangelic and YouTube: angelicagonzalezblanc. Nos vemos la próxima!!!!

Este artículo fue escrito para La Portada Canadá.