Además, la comunicación publicada por el ministerio, expresa nuevamente que esta nueva medida es parte del plan para combatir el abuso al “generoso sistema migratorio existente” en el país. Adicionalmente, la publicación también le adelanta al público en general que como prueba del serio compromiso que tiene el ministerio en combatir los abusos, se espera que la llamada “Residencia Condicional,” entre en vigor en las semanas venideras.

Esta residencia condicional limitara la validez de la residencia permanente a la convivencia de la pareja por un periodo de DOS años, y solo así el patrocinado lograra que su residencia permanente sea considerada como definitiva. Esta intensión de cambio de las regulaciones de inmigración fue publicada en Marzo 26, 2011.

Primero analicemos que implica la nueva medida en vigor: ES UNA PRHIBICION. Para quien aplica? Esta prohibición es para toda aquella persona extranjera que entre al país en calidad de RESIDENTE PERMANENTE como esposo/a o compañero/a de hecho de un Canadiense. ¿En que consiste? Pues este nuevo residente permanente que emigró al país dentro de la clase familiar NO puede patrocinar a un nuevo esposo/a o Compañero/a de hecho en un periodo de 5 años, los cuales serán contados a partir que la persona hace el “landing” o aterriza en el país y materializa su calidad de residente permanente en Canadá. Previo a esta medida, la inhabilidad para un patrocinado/a era el termino de 3 años; tiempo en el cual, el patrocinador contractualmente se responsabiliza por el extranjero. Segundo, adicionalmente a esta prohibición que ya está en vigor, se espera prontamente otra restricción dentro de la categoría familiar, la cual afecta también al patrocinado; es la llamada RESIDENCIA TEMPORAL, medida que condiciona la residencia permanente del patrocinado/a por un periodo de 2 años; siempre y cuando, la pareja conyugal subsista como tal por el periodo arriba mencionado, y solo así el patrocinado obtendrá su estatus de residente definitivamente. Tercero, quiero referirme a las continuas pronunciamientos del honorable Ministro de inmigración, en donde sin titubear expresa que el sistema de inmigración es sujeto a innumerables abusos! Me pregunto que pasa con los que administran el sistema? ¿Que pasa con guardar los objetivos del Acta de inmigración? Como profesional trabajando en el área por más de 11 años considero que la ley de inmigración canadiense guarda el mejor espíritu legal observando cuidadosamente los principios de derechos fundamentales en todo ordenamiento jurídico: Principio del debido proceso, principio de justicia natural, y el principio de equidad. Esto basado en la tradición del país por el respeto de los derechos humanos, principios democráticos y la equidad social. ¿Porque en vez de enfocarnos en cambiar el sistema, no nos enfocamos en cambiar a los que administran el sistema que permiten el “abuso” del mismo? Es que tenemos que hablar de las dos caras de la moneda, en mi experiencia profesional en mi practica he visto como el sistema se pierde en las apreciaciones propias de sus administradores, como por ejemplo, en los casos de patrocinio familiares, se olvidan de evaluar minuciosamente el hecho que el extranjero viene de una cultura totalmente diferente que en muchos casos que está muy lejos de nuestros usos y costumbres, implicando un lineamento de respuestas un tanto evasivas ya que en algunas culturas ciertos temas no son abiertamente aireados con una persona extraña sin importar que sea una autoridad.

Peor aún, los candidatos desconfían de las autoridades por experiencias aprendidas en su entorno. Puedo contradecir la posición del gobierno; ya que, ministro claramente expresa que basa las nuevas medidas en las numerosas “quejas de víctimas” de relaciones fraudulentas. ¿Qué pasa con la otra parte?, canadienses (Residentes Permanentes o Ciudadanos) que abusan, amedrentan, y coaccionan a su pareja quien vino a esta país únicamente para estar con su “amor” (pareja) en una relación legitima, o que diría el ministro de aquellas familias que han sido desmembradas porque los procesos de inmigración no han sido evaluados de acuerdo con la cultura del aplícate y son evaluados como relaciones de conveniencia condenando a la pareja a años de espera, malos tratos e insinuaciones “dichas respetuosamente” inapropiadas vulnerando algunas veces principios religiosos, morales entre otros. Entonces cabe concluir que las consultas públicas son hechas frente a esferas sociales especificas o los otros afectados NO alzan su voz!

En días pasados también escuchamos la posición del gobierno federal hecha a través del honorable ministro de inmigración, sobre los abusos al sistema de refugio refiriéndose a que habían numerosos falsos peticionarios de refugios que vienen a Canadá con el único propósito de obtener la asistencia social que el “generoso sistema canadiense” ofrece. Puedo decir que existen personas que quieren abusar del sistema, ¿pero donde esta quienes lo administran? ¿Si el problema es la asistencia social, lo cual estoy de acuerdo, porque no la limitan? ¿Porque no muestran estadísticas federales por etnias que expongan quienes son los que viven del sistema social? ¿Porque será que esto no es público? Si es así, entonces porque no le otorgan al peticionario de refugio al mismo tiempo de la petición un permiso de trabajo? para que estos sean autosuficientes. El que está en peligro solo quiere estar en un lugar donde su vida sea respetada no le interesa las arandelas sociales. Entonces, porque atacar el espíritu de la ley escrita con base en los principios legales propios de una sociedad Social-Democrátca. Esto es, en mi opinión, como atacar al cuchillo que hirió o mato a la persona, y no a la persona que ejecuto la acción. Finalmente, para reflexionar, ustedes, nosotros los ciudadanos debemos tomar parte activa y participar organizadamente en las convocatorias alzar nuestra voz, utilizar los mecanismos de control de queja, no es justo que en el papel determinen que un determinado país es seguro porque tiene sistema democrático, fuerzas militares y policivas de control, para decretar que no es un país sujeto a producir legítimos peticionarios de refugio. ¿O es que las matanzas sin culpables de México la corrupción y el sufrimiento de los ciudadanos honorables no es prueba suficiente? ¿O los innumerables cubrimientos mediáticos reportando las atrocidades abusos y de mas no son suficientes? O perdón! son suficientes para expedir una alarma de viaje a los ciudadanos canadienses que se abstengan de visitar el país, pero no es suficiente para proteger aquellos en necesidad por el contrario, condenarlos a la muerte, tortura o una vida llena de miedos por la persecución sufrida simplemente por no estar de acuerdo con los Narco-terroristas quienes realmente controlan el país. Peor aún, condenar a miles de colombianos a regresar a su país de origen después de años de espera, porque basado en “reportes” el territorio colombiano es completamente seguro porque la guerrilla y los otros grupos al margen de la ley han sido efectivamente combatidos! ¿Será que los noticias diarias de bombardeos, secuestros y genocidios no llegan a los administradores del proceso migratorio? Es nuestra responsabilidad crear el buen nombre como comunidad. Esforzarnos, denunciar a los que abusan, darle nuestros casos legales a personas competentes y legalmente capacitadas para representarnos; de esta manera, el nombre de la comunidad emigrante será vigilado por nosotros mismos y evitaremos que personas legítimamente en necesidad de protección sean ignoradas…es nuestra responsabilidad que el gobierno federal deje de referirse a los inmigrantes como ciudadanos inescrupulosos y de segunda clase. O es que se olvidan quienes traen sus habilidades, conocimientos y recursos financieros listos a servir a Canadá! No seamos indiferentes!!!