Gobierno dice que logró disminuir el número de peticionarios.

2014-04-SCL-30-January-2014-4

TORONTO.- ¡El nuevo proceso de refugio todo un éxito!, este fue el título que leí en el boletín de prensa expedido por el ministerio de inmigración y ciudadanía de Canadá el pasado 22 de enero.

En este boletín de prensa el ministerio establece que las peticiones de asilo por parte de personas provenientes de países seguros han decrecido en números históricos, asegurándose que genuinos refugiados, verdaderas personas vulneradas provenientes de las áreas más inestables reciban una protección rápida y justa.

También expresa el boletín que aquellos peticiones de asilo provenientes de países que históricamente tenían un numero alto de peticiones infundadas se redujeron un 87% transformándose en un ahorro de 600 millones de dólares en salud, educación, y asistencia social recursos que se tomaban del dinero de los contribuyentes; también habla de que se proyecta que a 5 años el fisco se ahorrara 1.6 billón de dólares.

Hay que aplaudir al ministerio por los ahorros presentados hasta el momento y lo que se proyecta y esperanzados nosotros los contribuyentes que sean utilizados sabiamente en beneficio de nuestro sociedad.

Pero me atormenta el enfoque de este boletín anuncia en su titular diciendo “El nuevo sistema un éxito y como subtítulo con ahorros sobre el 600 millones” esa mañana como de costumbre revisaba las ultimas noticias de inmigración, al
leer ese boletín me dio un sentimiento agridulce. Dulce, al saber que habrá dinero disponible que podría ser invertido en salud que tanto necesitamos, pero muy agrios y tristes al pensar en todos aquellos con peticiones de persecución que han sido tomadas como infundadas.

Al leer esa afirmación en donde habla “peticiones infundadas de países seguros,” inmediatamente pensé en mis hermanos mexicanos quienes sufren diariamente la persecución por la violencia degenerada por la corrupción de las autoridades y la descomposición social del país que afectan brutalmente a los ciudadanos … Pensé en todos aquellos denegados y obligados a regresar y todos los que prefieren quedarse en el anonimato porque saben que Canadá ha determinado que México era un país seguro ..también pensé en los colombianos que han sido regresados a su territorio, a pesar que Colombia no es considerado un país designado, las peticiones hechas por estos nacionales son denegadas basadas en la supuesto cambio del país y el funcionamiento y efectividad de las autoridades en prestar protección a los ciudadanos de ese país.

Para ambas nacionalidades algunos al llegar a sus países de origen han encontrado la muerte. Tengo que ser radical en la interpretación de la ley y buscar el espíritu de la misma que es la justicia pura. Recordemos que la ley fue creada en la civilización para la regulación de la vida en sociedad, la relaciones entre diferentes países.

La convención de Ginebra de 1951, fue el resultado del acuerdo de los países que intervinieron de proteger a todos aquellos en peligro por ser perseguidos por pertenecer a un grupo social determinado, por su religión, ideas políticas, nacionalidad o por su raza. Canadá, firmo y se obligó por medio de este convenio internacional a la protección a aquellos que sufren persecución, teníamos un sistema justo y con los controles propios para la determinación si el peticionario cumplían con lo descrito en este acurdo internacional.

El proceso como tal era justo y bueno pero la ejecución fallaba y conlleva a tiempos largos de espera convirtiendo a esos peticionarios en una carga económica para el país.

Eso es entendible, pero el nuevo sistema tiene medidas al otro extremo. Creando dos tipos de nacionales, los que pertenecen a países designados y los que no.

Una distinción entre una persona y otra frente a la ley dependiendo de la nacionalidad. ¿Es que no recordamos el principio que todos somos iguales frente a la ley? Además este nuevo sistema por alguna razón ha generado un alto número de negaciones de peticiones de protección.

Algo para pensar nos hemos movido de un extremo a otro. Me pregunto porque no hay un boletín de prensa con el número de peticiones formuladas de países inestables tales como Colombia, Venezuela entre otros y determinaríamos el alto nivel de negación y su análisis respectivo.

Si México es considerado seguro para el gobierno canadiense, a pesar que la prensa internacional reporta muertes atroces a diario, últimamente se publicó la creación de autodefensas, la corrupción de la policía federal a tal punto que en algunos casos estos son los protagonistas de la persecución, inclusive esta determinación pareciere que fuera en dirección opuesta a lo que otros países como los Estados Unidos de América ha dicho de la peligrosidad que se experimenta en el territorio mexicano aconsejado a sus ciudadanos no viajar a Mexicano.

Después de esta realidad que esperaremos de otros países como Colombia en donde el gobierno no hace sino hablar de una supuesta negociación de paz mientras miles son asesinados, perseguidos por su condición social… y que tal Venezuela en donde oponerse al totalitarismo o simplemente quejarse por la falta de comida para comprar puede ser tomado como un acto de insubordinación en contra del estado y la persona puede terminar en la cárcel.

Personas comunes de la sociedad peleando por ejercicio de la libertad en todo sentido consagrada en la mayoría de las constituciones del mundo, pero en algunos países ignorada y violadas, son obligadas a huir y buscar un país seguro para vivir con las garantías que son y deberían ser garantizadas a todo ser humano, terminan de alguna forma en Canadá debido al buen nombre que nuestro país tiene por respetar los derechos de las personas y por el compromiso en una sociedad sana, segura y con altos estándares de vida.. y al final hoy día encuentran un ambiente negativo frente a la figura del “Asilo Político” en mi experiencia personal presentar una petición de protección en algunas por no decir en la mayoría de las oportunidades con evidencias claras y contundente tienen un resultado negativo que pareciere es la máxima trazada por el tribunal de inmigración y refugio.

Creo que nuestro ministerio ha hecho una labor titánica en corregir situaciones que estaban afectando la economía nacional; sin embargo, sigo con la teoría que la reforma del sistema de refugio, el ministerio castigo al cuchillo causante de la muerte y no a quien uso el cuchillo para cometer el delito.

Direccionando el sistema vigente al otro extremo… Somos un país que cree en la igualdad y eso debe estar reflejado en todos los estamentos legales y políticas establecidas. Los extremos son viciosos y llevan a la violación de derechos y garantías algo para pensar… soy Angélica Gonzalez-Blanco y desde mi escritorio me despido de ustedes hasta la próxima oportunidad no sin antes decirles que esta es su columna para opinar, ensenar y hablar sobre los temas de inmigración.