Un paso positivo de Inmigración después de 40 años

TORONTO.- El pasado Abril 16, 2018, el Gobierno canadiense finalmente decidió actualizar las políticas para evaluar la admisibilidad de los candidatos a emigrar a Canadá en relación con la salud y condición física de los candidatos a la residencia permanente a Canadá.

De pronto para muchos esta condición de la salud es desconocida, porque no tuvieron problemas cuando se realizaron los exámenes, pero si para poder acceder a la residencia permanente a Canadá deben pasar una evaluación médica, que antes podía truncarles su deseo de vivir en Canadá, sabrían los problemas que han enfrentado muchos inmigrantes, porque lo que se hace es determinar si la persona tenía las condiciones de salud y física, para obtener su residencia.

Lo primero que busca el examen médico es determinar que el candidato no tenga una condición médica que ponga en riesgo la Sociedad canadiense. En este sentido a lo que se refiere es que no tenga una enfermedad infectocontagiosa que pueda implicar una contaminación, epidemia o en el peor de los casos una pandemia en el país.

Lo segundo que busca estos examines médicos es evaluar que la condición medica y física del candidato, no implique un gasto excesivo en los recursos médicos y beneficios sociales. Lo que las políticas migratorios establecían hasta antes de abril 16, 2018 que si una persona tenía una condición medica o una condición física que implicaría el gasto de recursos médicos y sociales sobre el tope regular que cualquier otro canadiense.

Si el candidato tenía una enfermedad que implicaría un gasto alto se le negaba la residencia permanente por razones de salud. Si el candidato o sus dependientes tenían una condición física como autismo o sordera entre otras condiciones, la residencia era denegada.

A partir de abril 16, 2018 el incrementaron el valor de costo medico 3 veces del fijado a los canadienses, esto abre la oportunidades a una reforma. También cambiaron las definiciones de educación especial, rehabilitación social y vocacional, y soporte de servicios personales, todo esto facilitara la situación para muchos candidatos.

Debemos observar que estas políticas están de acuerdo con las nuevas tendencias de inclusión para personas con ciertas condiciones que están aptas para funcionar en sociedad y que no implican un desgaste financiero al sistema.

Esta reforma trae una favorabilidad para muchas familias modernas que pelean por la inclusión de hijos con condiciones que les permite vivir en sociedad con políticas de inclusivas. Un punto positivo para el gobierno liberal que en mi opinión no ha hecho reformas necesarias en la clase económica para estimular la inmigración de profesionales al país.

Soy Angélica González-Blanco y desde mi escritorio me despido hasta la próxima edición, no olvide contactarnos en nuestras redes sociales y website www.angelicagonzalezblanco.com o nuestra línea directa 6474 4947801