Las consecuencias de la mala presentación de un caso de refugio en Canadá pueden generarles muchos problemas a una persona, y hasta la negación de un caso, pese a que la persona reúne los requisitos exigidos, por ello asegúrese y asesórese muy bien antes de hacerlo, para que no le pase lo mismo que un joven inmigrante latinoamericano que fue deportado por un caso mal presentado ante Migración Canadá.

 refugioTORONTO.- Quiero compartir la historia de un joven a quien conozco por más de 13 años. Mi cliente es de esas personas que solicitaron refugio muchos años atrás y que cayó en manos de personas inescrupulosas que no hicieron bien el trabajo y éticamente lo correcto. El dejó su caso en manos de alguien que no se tomó el trabajo de concluir correctamente su caso de refugio el cual quedó en un “limbo”.

Aún recuerdo la primera visita que hizo a mi oficina, llegó con su novia de aquel entonces (hoy su esposa) se sentaron a decirme toda su experiencia. Cuando comencé a indagar su historia migratoria para determinar cuál era su estatus, resultaba que el cliente al otro lado de la mesa no sabía su número de cliente o tenía alguna copia de una comunicación de inmigración o de su proceso de refugio. Frente a eso era poco lo que podíamos hacer no teníamos conocimiento si él tenía una orden deportación en ejecución. Al no saber su estatus, no había otra que salir del país y hacer una aplicación desde patrocinio familiar desde afuera. ¡El tiempo pasaba y por temor a separarse la pareja postergaba la decisión una y otra vez! Hasta que un día llego a mi oficina esa mujer de ojos azules profundos corriendo sin cita pidiendo hablar conmigo… viendo el estado emocional de la señora mi asistente me llamo… al ver la mujer por el paso de los días no reconocía claramente quien era ella… cuando esta mujer llorando me dice que su esposo estaba detenido que la ayudara. Mi corazón se arrugaba, pero tenía que darle un consejo firme y claro! Una persona había denunciado a su esposo frente a las autoridades de inmigración y le habían detenido.

Al escuchar el relato yo sabía que eso implicaba que la orden de deportación en contra del esposo estaba en ejecución y lo único por hacer, por parte de él, era irse dejar el país y empezar un patrocinio familiar desde fuera de Canadá. El temor de la separación, la incertidumbre si le aprobarían o no a su esposo, hacían que la mujer llorando y su hijo de 4 años al lado me rogaran para que le representara en una audiencia de revisión de detención. Con mi corazón en la mano, pero con cara de circunstancia firme, con voz firme y convincente le decía a esa mujer de ojos muy azules y test muy blanca enrojecida por su llanto. No. Lo siento nada voy hacer allá. Mejor hablemos de que podemos hacer por él y agilizar una solución radical y definitiva. Así fue que ella se presentó hablo con seguridad siguiendo nuestras recomendaciones, cuenta ella y se organizó la salida de su esposo de Canadá.

Decididos a dar la pelea en franca lid, hicimos un equipo de trabajo acorde y presentamos la solicitud de patrocinio familiar. ¡Trabajamos en equipo por casi 2 años y después de una entrevista exitosa, mi cliente con su historia de amor, recibió la aprobación de la residencia permanente y al terminar su ARC (autorización para retornar a Canadá) ya presentada hoy entregue la noticia a esa mujer de ojos azules profundos con una sonrisa y le dije: lo tendrás aquí apenas compre su tiquete!!! Ver esa felicidad en la cara de la que un día llego llorando a mi oficina, verle la satisfacción en esos ojos azules, es la mejor recompensa que cualquier monto de dinero. ¡Con esa satisfacción termino mi día hoy y me llevo a escribirles y contarles que las cosas bien hechas con responsabilidad y compromiso terminan en finales felices!! ¡Hoy con una sonrisa en mi rostro y con el sabor del deber cumplido los dejo hasta la próxima edición en donde me enfrentare al papel en blanco lista a compartir información provechosa y constructiva con ustedes!!! ¡Recuerden que no hay un caso de inmigración igual al otro y que una representación experimentada con compromiso y trabajo en equipo hace la diferencia!!

Soy Angelica Gonzalez-Blanco y una vez mas me despido desde mi escritoriono sin antes recordarles el poder de la información!! Mi lema es informar responsablemente los espero la próxima columna… contactenos al 6474947801 o gratuitamente desde cualquier parte de Canadá o USA  al 18887967801, www.angelicagonzalezblanco.com o síganos en Facebook, Instagram Twitter: @Gonzalezangelic and YouTube: angelicagonzalezblanc. Nos vemos la próxima!!!!

Este artículo fue escrito para La Portada Canada.